vye-blog-viviendas-en-el-futuro

“Las viviendas en el futuro tienen que ser más eficientes y flexibles”

Con 20 años de experiencia en el diseño y construcción de viviendas en Lima de la mano de Vértice Arquitectos, Hernani Canessa reflexiona sobre cómo la pandemia está modificando la manera cómo utilizamos nuestros espacios y la importancia de tener un buen sistema de ventanería hermética en el hogar

La pandemia del COVID-19 ha traído consigo, desde el lado arquitectónico, una nueva forma de relacionarnos con nuestro espacio vital: la casa o el departamento ya no es el lugar del que salimos a primera hora de la mañana y al que volvemos solo para dormir. Ahora, nuestra vivienda se ha convertido en el lugar donde la familia desarrolla distintas actividades, que van desde trabajar, descansar, jugar, comer, etc.  

Este importante cambio ha modificado lo que requerimos de nuestros espacios. Necesitamos que nuestra casa sea versátil y que pueda cumplir múltiples funciones. Pero también nos urge mejorar nuestra calidad de vida dentro de ella, y que no solo nos mantenga lejos de la calle, sino que se convierta en un lugar en el que disfrutemos estar. 

Para el arquitecto Hernani Canessa, socio fundador de Vértice Arquitectos, ambas necesidades se ven reflejadas en lo que las inmobiliarias y los clientes finales están exigiendo en los proyectos arquitectónicos de vivienda.    

“Lo importante es que las viviendas de cara al futuro sean lo suficientemente eficientes para manejar diversos usos dentro de la misma. La idea es buscar tener espacios más flexibles. Y cuanto más pensado sea el mobiliario para diferentes usos, mejor”, señala. 

“Se está pidiendo que en los departamentos haya zonas en el ingreso donde uno pueda dejar los zapatos, y también se está tratando de adecuar un espacio donde se pueda trabajar dentro del hogar, debido al home office”, señala. 

El distanciamiento social y las horas que pasamos en casa también influyen en la relación de la estructura con el exterior. “La gente necesita un espacio dentro de casa donde pueda salir a tomar aire. Donde antes querían optimizar la sala-comedor, ahora prefieren un balcón, aunque sea pequeño, para poder salir”, indica.  

CALIDAD DE VIDA DENTRO DE CASA 

Esta necesidad de acceder al exterior desde casa trae consigo otro factor cada vez más valorado en Lima: que las viviendas estén equipadas con ventanas herméticas, que permitan ese ingreso de luz y esa vista a la calle pero que también aísle a la casa del ruido de la ciudad y mantenga una temperatura adecuada en el interior.  

“Lima se ha vuelto una ciudad muy ruidosa y la gente está pidiendo un sistema de cerramiento más hermético por el ruido del tráfico. El público se está   comenzando a dar cuenta que tener mejores cerramientos conlleva mejores ahorros energéticos”, indica.  

Para Hernani, ofrecer un departamento con ventanas herméticas se ha convertido en una ventaja diferencial que las inmobiliarias utilizan como gancho de venta.  

“Los clientes con el tiempo son más exigentes y piden mejores cosas siempre”, señala. “Es un plus tener una mejor carpintería. En los edificios premium se usan ventanas herméticas, que ayudan a mejorar la calidad de vida dentro de las casas”, sostiene. 

VENTANERÍA HERMÉTICA PARA VIVIR MEJOR 

El interés creciente por la ventanería hermética no se limita solo a la ciudad. Tanto en las casas de playa como de campo, los propietarios también valoran contar con mamparas y ventanas herméticas de PVC por la protección que brinda contra los factores climáticos de la zona.  

“Sí vale la pena tener una mejor carpintería. Estos sistemas de cierre, en invierno, funcionan súper bien, la casa se mantiene más seca, más limpia, no entra el polvo y las cosas dentro no se malogran tanto”, indica. 

Ahora que por la coyuntura muchos han decidido hacer de su casa de playa o su casa de campo su vivienda principal, la necesidad de instalar ventanas herméticas para combatir el frio del invierno es imperante. 

Cuando se tiene una mala carpintería el frio entra a la casa, entonces tienes que comprar una estufa en invierno, aire acondicionado en verano y eso trae consigo un mayor gasto de electricidad”, indica. “Eso es algo que la gente está valorando un poco más en los nuevos proyectos (…) estos sistemas mejoran la calidad de vida dentro de la vivienda en cualquier parte”, finaliza.  

Deja un comentario

Ir arriba