EVENTOS Y NOTICIAS

vye-1920x1080-01

YA PUSE MIS VENTANAS, ¿Y AHORA CÓMO LAS VESTIMOS?

Ya sabemos que las ventanas son un gran punto focal de cualquier habitación, y de la misma forma, las cortinas son un importante elemento que debe aportar tanto decoración como funcionalidad.

Lo que esto realmente significa es que ahora tienes muchas más opciones para vestir una habitación sin hacer una gran inversión. Eso sí, hay algunas (si no muchas) consideraciones para su elección, pero no te preocupes que para eso estamos aquí. Ya sea criterios clásicos como color, apariencia o estilo, o aspectos como funcionalidad, costo e idoneidad, son los principales elementos que entran al tablero. Y si ya te encuentras en un nivel avanzado de decoración, ahorro de energía y telas bloqueadoras, son factores que seguramente vas a tener en cuenta.

BENEFICIOS DE LAS CORTINAS

¿Por qué unas cortinas? Pues, en primer lugar, representan un complemento ideal para la decoración de tu casa, añadiéndole ese toque que tu estilo necesita, tanto así que pueden transformar completamente la apariencia de una habitación. Además de lo estético, también es importante señalar la sensación de privacidad que aportan, pues suelen ser ajustables y eso permite evitar a los curiosos al paso.

Si esto no es poco, también aportan bastante calidez y no lo decimos pensando en el “calor humano” sino que, dependiendo de su instalación, en efecto pueden mantener la temperatura dentro del cuarto donde se instalen, o caso contrario, evitar que una habitación se caliente demasiado.

De hecho, como puedes sospechar de lo que hemos mencionado líneas arriba, las cortinas te permiten controlar ciertos aspectos como, por ejemplo, la cantidad y la intensidad de la iluminación que ingresa a la habitación. Esto es, si te provoca, puedes cerrarlas por completo (¿quién no quiere dormir un domingo de verano sin que el sol nos reviente en la cara?), o graduarlas de acuerdo con cómo te gusta recibir esos primeros rayos de luz del día.

“Ya, pero… ¿qué tan fácil es mantenerlas?”. Respuesta corta: “Bastante fácil”. No necesitas contratar a alguien para que vaya a tu casa y las limpie. Su limpieza se puede realizar con una mezcla sencilla de agua y jabón. La suciedad y el polvo deberían salir sin problemas con paño húmedo sobre la superficie.

AHORA SÍ: ELIJAMOS LAS MEJORES CORTINAS

Ya sabemos que existe una amplia gama de materiales para cortinas. Este lo puedes elegir según tu presupuesto y el estilo que le quieres impregnar a tu hogar.

De hecho, hay tantas opciones que puedes igualar cada cortina de cada habitación de tu casa, de acuerdo con su respectivo diseño interior y decoración: ¿Interiores de madera? Puedes optar por cortinas de colores suaves como el crema o el beige. Hay opciones de materiales que también puedes elegir.

La cortina se debe escoger según el color de la pared o el color de la casa. El interior y el exterior de la casa van a determinar su elección. Puedes optar por un color que haga juego u optar por tonos contrastantes. Si los colores de tu pared son oscuros, te recomendamos optar por aquellas que te brinden una sombra más clara.

Hay sistemas de protección solar de acuerdo al tipo de ambiente que quieres proteger. Hay cortinas rollers, persianas, estores, toldos, etc. Y en cuanto a tipos de tela, hay traslúcidas, blackouts, impermeables, etc. Aquí lo importante, además del tema estético y funcional, es buscar elementos de protección solar que tengan garantía del fabricante.

Vas a encontrar tantas cortinas como estilos en el mercado, así que elige la adecuada para ti según el nivel de privacidad que desees. Opta por la que se vea nítida y controle la luz en la medida que desees.

No queremos acabar nuestra recomendación sin mencionar algo muy importante: Si tienes niños en casa, elige cortinas seguras para niños, pues se han registrado casos de accidentes caseros con las cadenillas.

Sea como sea, las cortinas harán un antes y un después en la decoración de tu casa. Elige bien y sentirás que la renovación te dará una vida más placentera.