EVENTOS Y NOTICIAS

vye-1024x768-03

CÓMO DECORAN LAS PAREJAS JÓVENES EN LA ACTUALIDAD

Es más que obvio señalar que en el rubro de “decoración” la diferencia generacional es totalmente evidente. Como no pretendemos caer en generalizaciones, sería adecuado entonces establecer ciertas características que definen a una pareja joven respecto a su relación con su hogar, y así poder tener una mirada algo más definida sobre sus usos y costumbres en cuanto a decoración se refiere.

En primer lugar, el rango de edades de los “jóvenes” se ubica entre los 20 y los 40 años, aproximadamente. Demoran bastante en comprar un carro, suelen costearse sus estudios, y sus filiaciones políticas no pertenecen a un partido establecido. A diferencia de las generaciones que los precedieron, gastan más en smartphones, restaurantes, ropa, y entretenimiento. Sin embargo, no viajan tanto y -esto es lo que nos interesa- compran menos televisores y artículos de decoración que sus padres.

De hecho, se dice que uno de cada tres millennials vive con sus padres. Con todo esto en mente, no es sorprendente saber que estos jóvenes valoran diferentes tipos de diseño del hogar que generaciones anteriores, ya que sus estilos de vida y niveles de ingresos son drásticamente diferentes en comparación.

NUEVAS PREFERENCIAS, NUEVAS DECORACIONES

Como puedes estar sospechando, en efecto, las tendencias preferidas por estas nuevas generaciones de parejas se orientan hacia el minimalismo, la practicidad y el bajo mantenimiento del hogar. ¿Esto qué quiere decir? La preferencia por lo simple: paletas neutras, ambientes modernos, costos accesibles, luz natural, y por ahí algunos destellos de color.

Entonces, estamos hablando de parejas que prefieren hogares en tonos blancos o grises, no solo en paredes, sino en cortinados, y ropa de cama. Teniendo eso como base, los detalles sirven como complementos coloridos para dicha paleta. Cojines, felpudos, alguna que otra olla o sartén, cuadros o marcos, sábanas, y plantas. ¿Qué colores abarca esa paleta? No más de rojos intensos, verdes orgánicos, amarillos fuertes, y cómo no, el rosado. Listo.

¿Y las ventanas? Sí, allá vamos.

En el apartado de ventanas, específicamente, los jóvenes están optando por combinar el estilo moderno y funcional en sus viviendas. Por lo tanto, buscan reemplazar las ventanas de sistema convencional (compuestas por hojas de vidrios sin marcos) por las ventanas con marco que cumplen una función tanto en el aspecto estético y decorativo en la vivienda como en el funcional.

Saben que las ventanas son un elemento importantísimo para poder realizar sus actividades en casa, tanto para estudiar, trabajar y descansar. Investigan, se informan, y llegan a la conclusión de que unas buenas ventanas aumentan el valor de tu vivienda, convirtiéndolas en una inversión necesaria. Y dentro de las “buenas ventanas”, deciden por los marcos de PVC.

Para las parejas mayores, y sobre todo aquellas con hijos, la funcionalidad, la accesibilidad para sus niños y el estilo son más importantes. Las cortinas y persianas sin cordeles también son importantes, y algo que parece cobrar mayor popularidad entre estas parejas son las cortinas de varias capas. En particular, las cortinas romanas o estores se ajustan a estas descripciones y las incorporan en sus hogares dada su facilidad para subir y bajar usando un sistema enrollable. También es frecuente considerar la cada vez mayor popularidad de los rollers, cuyo efecto plano, por lo general blanco, permite combinar con todo tipo de muebles y colores.

Las parejas más jóvenes están interesadas ​​en la elegancia simple. Un patrón pequeño o un adorno llamativo, como por ejemplo amarres de borlas, son atractivos para ellos.

Estas preferencias de decoración han sido descritas como «de transición». Con tantas parejas que se mudan con más frecuencia que las generaciones previas y compitiendo por ingresar al mercado inmobiliario en los años venideros, priorizan una decoración hogareña fácil y funcional, pero elegante. Ya sea una colcha blanca y limpia, una pieza de acento rosa, una almohada de terciopelo o cortinas simples y casuales para sus ventanas, estas parejas están creando su propio estilo generacional que seguramente se le recordará como un estilo “único”.